Centro de Formación ROMA
Club Ecosol, Milberg 665, Tigre (+54 9) 11 5 765 3751

Roma es un centro de formación donde, a través del futbol, las personas realizan un crecimiento en lo profesional y en lo personal, llevando a los niños a mejorar su calidad de vida. Todo esto, con personal profesional y de elevada especialización en el deporte. El centro en la actualidad cuenta con un gran número de jugadores y tiene base en Tigre (buenos Aires).

El objetivo principal es organizar un Centro modelo de formación futbolística. Se atenderán a todos los niños en edades desde los 5 hasta los 19 años que deseen aprender a jugar al fútbol, como también a los mayores que deseen competir y entrenar para una mejor calidad de vida. Nuestra expectativa es inculcar desde las enseñanzas básicas de habilidades motrices hasta los  movimientos específicos de los respectivos puestos y sistemas.

El programa de formación ha sido concebido a partir de un diagnóstico objetivo de las necesidades de la niñez y juventud bonaerense, a fin de producir un perfil de jugador orientado a la práctica del fútbol integral, que es la manera en que se manifiesta el fútbol moderno en países desarrollados.

EL CENTRO DE FORMACIÓN ROMA agrupa los niños de 5 a 8 años en el nivel formativo básico:  Asimilación del fútbol por intermedio de juegos coordinativos con y sin pelota, trabajando las  diferentes técnicas individuales del deporte. Se trata de un sistema integral, en el que la familia  tiene un rol fundamental.

Es preciso la participación familiar en cada una de las actividades del  niño, buscando siempre la plena comunicación entre todos los componentes, para ayudar al  proceso de construir día a día el perfil de jugador que buscamos, es decir, un niño capaz de tomar  decisiones y resolver problemas tanto fuera como dentro de una cancha de juego. 

A partir de los 9 años el niño entra en el nivel formativo superior donde se trabaja en el desarrollo  y perfeccionamiento del jugador en todas sus facetas. El rol de la familia también es muy  importante, en este caso, participando y apoyando al niño, para equilibrar las tensiones que  implica el grado de exigencia de la competencia y el entrenamiento. Nuestro perfil de salida consiste en un jugador responsable en las tomas de decisiones tanto fuera  como dentro de la cancha y con un alto rendimiento deportivo caracterizado por sus capacidades cognitivas y técnicas.